Poemas de Despedida – Se acabó el amor

Cuando nos conocimos te dije que había algo extraño En mí, que soy tan sensible que puedo sentir las cosas. Justo el sábado me levanté teniendo un mal sueño Y un presentimiento enorme. Quise arreglarme para que me vieras súper bien Me pediste vernos en el jardín, contemplar el cielo. Sentir el aire, las palomas. El frío empezó a recorrer mi cuerpo. Susurré “llévame a casa tengo frío”, sin pensarlo me dijiste Si, al llegar te sentí extraño, siempre me besas, y no lo Hiciste, no me tomaste fuertemente la mano como solías hacerlo Me asusté, te pedí que me abrazaras fuertemente, que me besaras Gracias por hacerlo, sentí más miedo y sabía que te estaba Perdiendo aunque no lo dijeras. Te pregunté que si me querías Tardaste en responder. Te dije solo que me abrazaras muy fuerte y me dejaras Ver tu carita linda para que no se me olvidara nunca GRACIAS por dejarme hacerlo. Se acabó el amor me dijiste: ”Ya no siento nada por ti” En un suspiro rompí en llanto, solo escuchaba ”Se acabó el amor por ti”. Te pedí que me abrazaras y que me dejaras solo Cerré mi puerta vi tu cuerpo salir. De mi casa, de mi refugio. Y solo quería que todo fuera un mal sueño ¡¡¡Pero no!!! Era la realidad Se acabó el amor me dijiste… Se acabó el amor respondiste…

    SIEMPRE CUANDO MIRES LAS ESTRELLAS

SIEMPRE CUANDO MIRES LAS ESTRELLAS PIENSA EN MÍ POR QUE EN CADA UNA DE ELLAS A UN BESO PARA TI

    la que escribe es la pluma

La que escribe es la pluma,
la que dicta es el alma,
la que te quiere y te ama,
ya sabes como se llama.

    Sólo una palabra que me lleve a tu amor, un sentimiento inacabable, y cien gritos de felicidad. Sólo una vida para vivir, junto a tu alma que me embriaga y me llena de ti. Sólo mil momentos, para soñarte, para no despertarme y no dejar de amarte.

Sólo una palabra
que me lleve a tu amor,
un sentimiento inacabable,
y cien gritos de felicidad.

Sólo una vida para vivir,
junto a tu alma
que me embriaga
y me llena de ti.

Sólo mil momentos,
para soñarte,
para no despertarme
y no dejar de amarte.

    Poemas de amistad – Hay pocos lazos de amistad tan fuertes

Hay pocos lazos de amistad tan fuertes que no puedan ser cortados por un pelo de mujer. Santiago Ramón y Cajal


ecoestadistica.com