La luna que te ilumina me confesó un secreto: me contó que me querías y me dijo que te amara. Esa luna que te acoge, que reaviva tu belleza, que cuida tu ternura y alimenta tu bondad. La luna me hizo prometer. que te haría feliz, y que cada noche, te contemplara bajo su luz.

La luna que te ilumina
me confesó un secreto:
me contó que querías
y dijo que te amara.
Esa luna que te acoge,
que reaviva tu belleza,
que cuida tu ternura
y alimenta tu bondad.

La luna hizo prometer.
que te haría feliz,
y que cada noche,
te contemplara bajo su luz.

    Mientras me hablabas y yo te miraba, se detuvo el tiempo en medio instante: el amor me llamaba y yo le obedecía. Mientras me susurrabas y yo te amaba, se alzaron los sentimientos, mandó tu voz, el cielo se hizo visible en tus ojos, y yo pronuncié el querer en tus labios.

Mientras me hablabas y yo te miraba,
se detuvo el tiempo en medio instante:
el amor me llamaba y yo le obedecía.
Mientras me susurrabas y yo te amaba,
se alzaron los sentimientos,
mandó tu voz,
el cielo se hizo visible en tus ojos,
y yo pronuncié el querer en tus labios.

    La amistad es un valioso

La amistad es un valioso tesoro, y saber expresarla y agradecerla más aún.

    Nunca pensé que podría decir lo que creí

Nunca pensé que podría decir lo que creí,
que jamás se cumpliría nunca por mí,
y es que estos logros que siempre merecí,
se han hecho reales por fin.

Me he esforzado mucho para alcanzarlo,
y no puedo más que agradecer las felicitaciones,
en un momento donde me las he ganado,
y que espero disfrutar de una vez completamente.

    Frases celebres de amor – El amor, como ciego

El amor, como ciego que es, impide a los amantes ver las divertidas tonterías que cometen. Shakespeare, William


ecoestadistica.com